Salud

Ir a Salud

LA MALA ALIMENTACIÓN
PUEDE GENERAR GRAVES PROBLEMAS A FUTURO

La mala alimentación es un punto clave que puede dañar la salud de los chicos a corto, mediano y largo plazo. El sobrepeso y la obesidad son términos cada vez más frecuentes que están sujetos a múltiples factores, aunque en el mundo se relaciona al modo de vida heredado de esta cultura globalizada, que trasciende clases sociales y límites geográficos.
«La aterosclerosis es un proceso biológico acumulativo que se inicia en la edad fetal», señaló el doctor Alcalá y agregó que «hace ya 30 años, estudios basados en autopsias a fallecidos en accidentes de tránsito mostraron que el 65 por ciento entre las edades de 12 y 14 años tenían en sus arterias coronarias glóbulos blancos cargados de lípidos y cúmulos de colesterol entre las células musculares de la pared arterial».
En tanto, el doctor Felipe Somoza, médico neonatólogo, especialista en hemodi-namia (MP Córdoba N° 11921) y miembro destacado de la FAC, sostuvo que «hoy sabemos que ese sobrepeso se debe en general al exceso de hidratos de carbono y es generador de un montón de patologías». Y es importante tener en cuenta que este exceso en el peso hipoteca la salud a futuro. «El hecho de que no sea frecuente que las complicaciones cardiovasculares aparezcan antes de la adolescencia no debe hacer que nos desentendamos del problema, porque es la razón de que hoy estemos viendo personas con infarto agudo de miocardica edades cada vez más tempranas, incluso antes de los treinta años», agregó el profesional. Los principales factores de adelantamiento de esta patología, aseguró, son la obesidad (que lejos de ser un signo de salud, altera el metabolismo desde edad temprana y puede ir acompañada de un déficit de nutrientes esenciales) y el tabaquismo.
En tanto, la omnipresencia de la comida chatarra y la ingesta ele dulces a toda hora son un factor cultural clave en esta epidemiologia, y el desafío, tanto para los chicos como para los adultos, es cómo incorporar de manera sostenida más verduras, frutas y pescados en la dieta. Pero además del qué, el modo de vida actual influye en el cómo: «Lo ideal es que la alimentación sea equilibrada. Es muy importante tratar de suprimir en lo posible las comidas fuera de hora y reducir las porciones, en lugar de comer hasta saciarse». Tampoco es bueno «mandarlos a dormir inmediatamente después de cenar a la noche».
«La mejor manera de cuidar el corazón y prevenir la aparición de enfermedades es seguir un estilo de vida saludable», señaló la doctora Analía Molteni (MN. N°52154), a cargo de la Secretaría de Prensa y Difusión de la FAC. Esto debe incluir una alimentación completa y equilibrada, junto a la práctica regular de actividad física. Pero, para eso, es necesario saber elegir bien los alimentos, distribuirlos correctamente a lo largo del día, y regular las porciones.
 


Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto