La Página de la Mujer

Ir a La Página de la MujerIr a La Página de la Mujer / Noviembre 2021

Archivo: Noviembre 2021

JESICA LAMADRID
SEXTA GENERACIÓN DESCENDIENTE DE AFRICANOS ESCLAVIZADOS

Como antesala a su día el 8 de noviembre, se realizó un histórico primer Encuentro Nacional en Entre Ríos, con acciones de lucha. En la Argentina son más de dos millones de afroargentinos que buscan ser visibilizados y no ser tratados con una visión paternalista.

«Soy, como mínimo, sexta generación descendiente de africanas y africanos esclavizados en la época de la colonia, previo a la independencia de Argentina», se describe Jesica Salinas Lamadrid, de 36 años, quien milita en la Asociación Misibamba, de la Comunidad Afroargentina de Buenos Aires, y la Red Federal Afroargentina del Tronco Colonial. Sin embargo, no siempre militó activamente: «no me reconocía como negra ni tampoco estaba orgullosa de mi ascendencia».
Durante su escolaridad, en un instituto privado de La Matanza, Jesica padeció el racismo de sus compañeros y la naturalización de esa discriminación por parte de los docentes. De pequeña trataba de esconderse, «pasar desapercibida y no llamar la atención. Evitaba las lecciones orales para no pararme frente al aula y ser objetivo de burlas». Tampoco solía usar pollera: «los chicos me la levantaban porque sentían que podían hacerlo, mientras que al resto de las chicas no se lo hacían».
Jesica pudo reconstruir su árbol genealógico desde 1816 en adelante, a partir de una partida de bautismo, aunque algunos nombres y apellidos se tornan confusos: «hay que entender que la trata esclavista era legal y a la vez ilegal, no eran considerados seres humanos. Cuando eran secuestrados de África se les cambiaba el nombre por una cuestión fonética, se les negaba la identidad. Además, para que no se organicen ni armen quilombo, los juntaban con otros africanos que no hablaban el mismo idioma».
De hecho, el apellido materno, Lamadrid, fue impuesto oportunamente por el esclavista: «por lo que sabemos, mis ancestros eran descendientes del general Gregorio Aráoz de La Madrid, lo que pasa que solían modificar el apellido para que no hubiera reclamo de herencias, porque muchos esclavizados también eran hijos del amo que solía someter sexualmente a las esclavas».
Jesica y su familia pudieron establecer la región de la que provenían sus ancestros gracias a que mantuvieron de generación en generación un estilo de candombe y un dialecto propio al cantar, «que según pudimos saber tiene similitudes con la tribu Zulú y correspondería a la zona donde predomina el bantú», un lenguaje utilizado en países como Nigeria y Camerún.
Enfermera y estudiante de Gestión Cultural, Jesica explica que milita porque «hay muchos chicos y chicas que no entienden que están en una estructura que los posiciona de manera desigual. Tienen que saber que hay herramientas para que puedan construir su identidad y sentirse orgullosos de su negritud para pararse de otra forma ante el mundo, siempre acompañados por el colectivo».
 
Huellas borradas de la memoria y la historia nacional. Una lucha que se mantiene vigente. El transitar de las comunidades afro en la Argentina está lejos de ser algo del pasado, cuando supieron ser el 30% de la población que habitaba nuestro país y de la que aún hoy poco se conoce.
En vísperas de un nuevo Día Nacional de las y los Afroargentinos, el 8 de noviembre, varios organismos del Estado idearon acciones para mitigar la enorme deuda que Argentina mantiene con este colectivo, tras siglos de negación y racismo.
En el último censo de 2010, poco menos de 150 mil personas se reconocieron como afrodescendientes. El número dista mucho de las estimaciones que hacen las organizaciones que trabajan la temática y las del propio gobierno: según sus cálculos, aquí viven alrededor de 2 millones de personas que compartirían este mismo origen. La cifra exigua del censo la atribuyen a la predominancia de cierta identidad nacional vinculada a la negación del negro en contraposición de lo europeizante, una tendencia de tiempos de la colonia que continúa hasta estos días.
 

JUANA AZURDUY

Heroína de la independencia argentina, descendiente afro.

Federico Trofelli

Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto