La Página de la Mujer

Ir a La Página de la MujerIr a La Página de la Mujer / Julio 2019

Archivo: Julio 2019

EL EJERCICIO DE LA MENTE
Técnicas y pasos a seguir para iniciarse en la meditación

La meditación es una práctica milenaria que pupo traspasar las barreras del budismo y los monjes tibetanos y se convirtió en una alternativa saludable para combatir el estrés de los individuos del siglo XXI. Los beneficios que aporta esta disciplina van mucho más allá del bienestar emocional y men­tal. Distintos estudios científicos comprobaron que ayuda a controlar adicciones, depresión, ansiedad, funciones cognitivas y hasta desórdenes alimenticios. La práctica regular estimula además la salud de las células, el balance hormonal, reduce la presión ar­terial y mejora la calidad de vida. Pero meditar no siempre resulta fácil, especialmente en el inicio, porque requiere disciplina y mucha práctica.

¿Cómo empezar a meditar?
Actualmente, existen varias opciones para meditar con distintos objetivos y dificultades. Desde una clase privada o grupal, videos en YouTube, libros y hasta aplicaciones para dispositivos móviles. Sin importar el método que se elija, conviene seguir algunos pasos y recomendaciones para incorporar la meditación a la vida diaria.

Objetivos
En primer lugar, hay que tener en claro por qué desean acercarse a esta disciplina. Tener en claro los objetivos hará el trabajo mucho más fácil y servirá para plantear metas.

Empezar de a poco
Si se proponen meditar durante 30 minutos al día, lo más proba­ble es que nunca encuentren el tiempo necesario para hacerlo. Conviene empezar con pocos minutos al día (5 es lo ideal) y de a poco ir subiendo el tiempo a medida que se sientan cómodos y comiencen a experimentar algunos beneficios.

Buscar el lugar indicado
Elegir un espacio de la casa o al aire libre donde se encuentren a gusto. Es necesario meditar en lugares que inviten a la relajación, sin interrupciones ni interferencias, donde haya silencio y tranquilidad. Tanto la ausencia de ruidos molestos, como olores influyen en la meditación. La aromaterapia también suele estar asociada a la práctica, mediante el uso de velas e inciensos.

A la misma hora
Cuando se empieza a meditar y todavía se encuentran en la etapa de aprendizaje, lo mejor es hacerlo todos los días y a la misma hora. La mente humana funciona como un reloj con costumbres y rutinas que, probablemente, se adapte mejor a este nuevo hábito si sucede con cierta frecuencia y en un determinado momento del día. No importa si en la primera hora de la mañana, al atardecer o por la noche antes de dormir, sólo se trata de elegir el instante adecuado.

Técnicas de meditación
Esta disciplina consiste en un proceso de relajación profunda en el que se pierde la conciencia de lo que sucede alrededor. La clave es estar en el momento presente sin dejar que lo que nos rodea afecte la relajación. Llegar a este punto requiere de un entrenamiento diario y progresivo pero, por sobre todas las cosas, demanda paciencia.
Para empezar a meditar al menos unos minutos diarios se debe cerrar los ojos y dejar que la respiración los lleve hacia un estado de tranquilidad cada vez más profundo. Si en la primera etapa no logran meditar con los ojos cerrados (es común quedarse dormido), se puede optar por fijarlos en un punto fijo para evitar distracciones. Luego, inspirar y exhalar por la nariz, pero suavemente, sin forzar la respiración. De a poco, podrán controlarla, y si no sucede inmediatamente, no se preocupen; la meditación también consiste en observar.
...................................................
Tips para principiantes

Este ejercicio de meditación es una excelente introducción a las técnicas de meditación:
  • Sentarse o acostarse de la forma en que les resulte más cómodo.
  • Cerrar los ojos.
  • No hacer ningún esfuerzo para controlar la respiración; simplemente hacerlo de forma natural.
  • Enfocar la atención en la respiración y en la forma en que el cuerpo se mueve con cada inhalación y exhalación. Observar el movimiento del cuerpo al respirar.
  • Enfocar la atención en este proceso e intentar controlarlo. Si la mente divaga, hay que volver para atrás e intentar observar nuevamente.
  • Mantener este tipo de meditación durante algunos minutos y luego, probar en periodos más largos.

 


Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto