Interés general

Ir a Interés general

LA PALABRA DE FRANCISCO

A partir del presente mes y transitando este tiempo, de Cuaresma Santa; nos encontraremos mes a mes, a través de las páginas de este prestigioso periódico  independiente de San Antonio de Padua, «Pensar». Que desde hace 18 años y con distribución gratuita, llega a sus hogares, comercios, empresas; con alcance y proyección virtual.
Por lo que siento una enorme alegría la de iniciar esta comunicación escrita, este «tender puentes» como nos dice el Santo Padre, a través de  «las palabras», que tanto amo desde mi niñez y que me han acompañado en la mayor y mejor creación de mi vida: mis 6 hijos amados y, hoy, sus bendecidas familias y nietas.os que tanta felicidad nos traen y que unidos valoramos y disfrutamos.
Hoy les propongo que caminemos juntos las huellas de S.S.Francisco, en sus palabras y gestos, en un camino catequístico, sigamos con fe los pasos de este jesuita humilde y argentino, iluminado por Dios y por la historia, que siendo el Obispo de Roma, en su sexto año de Pontificado papal, no deja de sentir nuestro país. Consultado, respetado, valorado por presidentes, reyes, y mandatarios de todo el mundo, considerado el líder global más influyente. Que aun viviendo en el Vaticano, no deja de manifestar su cercanía a través de recuerdos, anécdotas y referencias de vida, volcadas a los diferentes medios periodísticos mundiales.
El calendario litúrgico nos indica que luego del miércoles de Ceniza, este año el 6 de marzo pasado,  iniciamos la Cuaresma (cuarenta días antes de la Pascua) como un tiempo de oración viva, penitencia y caridad; para después vivir el mayor signo Sacramental de celebración de la liturgia Católica que es la Pascua Santa: Vida, Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, el hijo de Dios, vivo y resucitado. «Abandonar el egoísmo y mirar las necesidades de nuestros hermanos» nos dice Francisco para este tiempo especial cuaresmal que atravesamos. Si lo llevamos a nuestros corazones, cuantas conversiones se lograrían y que bien nos vendría a nosotros, en nuestra querida Argentina, en la que tanto podemos hacer y dar y trascender en misericordia, valores, solidaridad y amor.
Con el Domingo de Ramos iniciamos la Pascua, recibiendo con ramos y palmas y alabando a Jesús «bendito el que viene», que llega montado en un burrito y hace su entrada triunfal a Jerusalén. Los sucesivos días de la Semana Santa nos llevan al Jueves Santo que es el día en que Jesús, nuestro Señor, se manifiesta con signos sagrados y demostrándonos todo su amor:
Jesús celebra la Pascua con sus amigos, los apóstoles, en Jerusalén, en la llamada «ultima Cena». (Mt,Mn,Lc). Alli realiza el lavatorio de los pies a los apóstoles (Jn) en un gesto de total humildad y entrega. S.S. Francisco, este año, lo realizara en una penitenciaria de Velletri, a 60 km de Roma y a 12 presidiarios recluidos en ese lugar.
El Jueves Santo, Jesús durante la Cena , anuncia la traición de Judas (Mt, Mc, Lc, Jn), nos deja el mandamiento nuevo del amor al prójimo (Jn), nos da la promesa del Espíritu Santo (Jn), e instituye la Eucaristía (Mt, Mc, Lc) y solicita que continúen celebrando «en memoria suya» en la misa sacerdotal (Lc).
El Viernes Santo vivimos la Pasión y Muerte de Jesús, narrados en los evangelios del apóstol Juan. Y como nos dijo el Santo Padre en la Audiencia Pública del 31 de octubre de 2018 en la Plaza San Pedro de Roma.Vaticano: «…las Sagradas Escrituras tienen el poder de transformar tu vida, porque Jesús nos da palabras que son Espíritu y Vida. Con la Palabra, Jesús dio nueva vida a corazones apagados.» En este Viernes santo, seguir los hechos bíblicos con la lectura de nuestra Biblia familiar, en la Parroquia mas cercana, adorar la Santa Cruz, hacer el Vía Crucis vivenciando las estaciones y llevar esos dolores carnales del Hijo de Dios a los nuestros, unirlos, hacerlos uno, ofrecerlos en expiación de nuestros pecados, llegar al Sacramento de la Reconciliación, cargar nuestras propias cruces. Y: Orar-Orar. «Orar no como papagallos» como nos advirtiera Francisco, sino desde nuestras entrañas, con toda nuestra fuerza, nuestra propia Pasion y nuestro amor de ser y sentirnos Cristianos por que amamos a Jesús, tratando de amarlo tanto como El nos amo. Con toda esa entrega, esa fuerza y esa luz. Y en esa luz envolvernos en la vigilia santa del Sábado Santo de Gloria. A la espera de la Resurrección con la bendición del fuego del amor de Jesús Dios que resucita a una vida nueva como nosotros lo hacemos a la conversión de nuestra vida.
De ese fuego bendito encendemos el Cirio Pascual que se lleva en procesión hasta el altar donde el sacerdote proclamara el Pregón Pascual anunciando la Resurrección de Cristo Jesús.
En estas Pascuas vivamos en Familia la luz de Jesús que nos ilumina y nos da vida y que El vive Resucitado junto a nosotros, acompañándonos siempre. «Jesús Resucitado transmitió a su Iglesia, como primera tarea, su misma misión de llevar a todos el anuncio concreto del perdón. Este signo visible de su Misericordia lleva consigo la paz del corazón y la alegría del encuentro renovado con el Señor». Francisco. Pascuas. 2017.
San Juan Pablo II instituyo con el Jubileo 2000, que la Iglesia universal dedicara el segundo domingo de Pascua a la Divina Misericordia de Jesús Misericordioso, por la aparición que realizara Jesús a Sor Jaustina Kowalska y que este año se celebra litúrgicamente el domingo 28 de abril. Vivamos esta devoción Santa en la que Jesus aparece con todo su esplendor transfigurado y resplandeciente y recemos, como nos pide solícitamente, nuestro querido Papa Francisco, recemos también por el, con el Santo Rosario en mano y con la novena santa de Santa Faustina en este mes de abril que tantas festividades religiosas católicas estamos viviendo. Y Recemos con Amor y en Familia, juntos y con los corazones encendidos, palpitantes y solidarios. Seamos felices y responsables con y en la creación que asi nos quiere Dios.
Felices Pascuas Santas de Resurrección y hasta el mes próximo.
Rosa Elena Di Lorenzo
Escritora. Catequista. Periodista

Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto