Interés general

Ir a Interés general

LA SIDRA, UNA COSTUMBRE ARGENTINA
Dulce y refrescante. Se impone de la mano de más propuestas y productores artesanales

Tal como sucedió con el «boom» de la cerveza artesanal, la sidra también logró hacerse un lugar en las barras argentinas. Gracias a los nuevos hábitos de consumo, que van más allá de las fiestas, el refinamiento de la calidad y el lanzamiento de nuevos varietales, esta bebida alcohólica comenzó a competir en las grandes ligas del rubro. Luego de ser considerada durante años como un reemplazo menos atractivo que el espumante, hoy en día goza de un incipiente éxito, tanto en su versión artesanal como la clásica -y renovada- oferta industrial. La sidra se consigue en bares, cervecerías, cantinas, restaurantes y festivales gastronómicos. Ya sea tirada, en porrón o en botella, el consumo local creció a tal punto que los bartenders referentes del mundo de la coctelería la incorpo­raron a sus recetas.

Artesanal
Hecha a base de un producto regional tan típico como la manzana (Argentina es uno de los mayores productores del mundo), la producción artesanal de sidra creció de la mano de expertos como Gustavo Martínez, el dueño de Kilca. «Trabajo hace 24 años fabricando cerveza y hace 5 años decidí incorporar la sidra. En el último tiempo venimos rompiendo con ese concepto de que es una bebida exclusiva para las fiestas, la gente se anima cada vez más a probar nuevos varietales.» La marca cuenta con tres productos: la dulce de manzana (la más vendida) con gasificación leve y refrescante, la de pera y la última novedad, la de especias que incluye canela, clavo de olor, manzana, naranja y miel. «La calidad de la materia prima es fundamental. Nosotros trabajamos con manzanas del Alto Valle de Río Negro y, aunque las cosechas anuales pueden hacer variar el sabor, creamos blends con frutas dulces y ácidas para lograr un producto final único y 100% natural». Respecto al fenómeno que se está dando, Martínez indica que Kilca se consigue en más de 15 comercios, sus ventas se duplicaron en los últimos dos años y en lo que va de diciembre ya vendió más de 10.000 litros. También en la categoría de las artesanales se encuentra Peer, un proyecto de tres amigos con origen patagónico, que arrancó luego de que uno de ellos, Marco Zec, descubriera el auge de consumo que existía en Nueva Zelanda, donde residió unos años. En el 2015 lanzaron su producto artesanal producido en el sur del país, y trabajaron en el posicionamiento de la marca. Actualmente se encuentran en más de 50 comercios de Buenos Aires, Rosario, San Martín de los Andes, Calafate y Puerto Madryn.

Industrial
Otro fenómeno que afecta al sector de la sidra tiene como protagonistas a los históricos y grandes competidores empresariales que están sofisticando su consumo con el lanzamiento de productos que evolucionaron con respecto a las sidras más conocidas y tradicionales. Las grandes empresas vienen apostando a reinventar la categoría y desestacionalizar el producto proponiendo nuevas ocasiones de consumo en respuesta al cambio de hábito y nuevas demandas de los consumidores. Las marcas que lideran el mercado siguen siendo Real (que cumplió 130 años) y La Victoria, en el primero y segundo lugar respectivamente, ambas pertenecientes a la Compañía Cervecerías Unidas (CCU). La apuesta fuerte de la empresa es 1888, una marca «premium» dentro de la categoría de sidras que posee un 5% de alcohol (algo más que las otras ofertas industriales) y es la primera sidra local libre de gluten. Además del lanzamiento de un envase de 500 cc, la compañía también comercializa su sidra estrella en barriles para bares. «Sidra 1888 es la marca de mayor crecimiento por su presentación y diferenciado sabor, con notas dulces y refrescantes que la convierten en una gran opción para el encuentro con amigos o una cena en pareja», destacó Vanina De Martino, gerente de Marketing de 1888 Sáenz Briones.
Si bien esta bebida aún se está abriendo camino, el fenómeno llegó para quedarse.
 


Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto