Interés general

Ir a Interés general

NOTICIAS ARGENTINAS POCO DIFUNDIDAS
Dos muertes evitables
Dos mujeres murieron el fin de semana dos mujeres por abortos clandestinos en la provincia de Buenos Aires. En ambos casos llegaron al hospital con un avanzado cuadro séptico y no pudieron salvarlas. Elizabeth, de 34 años, estuvo internada casi 20 horas en una sala de guardia del hospital Belgrano, de San Martín, sin poder ingresar en terapia intensiva porque no había lugar. Se intentó derivarla a otros centros que tenían el mismo problema. Murió a poco de llegar al hospital Villegas de Martínez, de Pacheco. Se había provocado un aborto con un tallo de perejil.
También el lunes, en el Sanguinetti, de Pilar, falleció una mujer de 30 años, madre de cuatro hijos, que llegó con un aborto incompleto provocado por ella misma.
............................................................
El asedio a una política clave
Entre 2003 y 2015, el Calendario Nacional de Vacunación pasó de ocho vacunas obligatorias a 20, lo que implicó la ampliación de la cobertura por parte del Estado, que redundó en mejores indicadores sanitarios, convirtiendo a la política de inmunizaciones en una de las más completas del mundo.
No es este el primer ataque oficialista al Calendario. En junio del año pasado, la diputada Paula Urroz (Cambiemos) presentó un proyecto de ley titulado "Consentimiento informado en materia de vacunación" que procuraba terminar con su obligatoriedad.
..................................................
El impacto de la crisis en la cultura
La crisis es un tema que sobrevuela  el reportaje. Y en ese contexto, el valor de la cultura como elemento constitutivo de la sociedad se vuelve algo preponderante bajo el análisis de Eleonora Wexler. Para ella, las oportunidades en las que se desenvuelve la sociedad entera en estos días no son las mismas que tiempo atrás, y el mundo del teatro, el cine y la televisión lo saben. «Estamos viviendo un momento difícil para todo lo que se vincule con lo cultural. Hay una gran crisis y eso pega en la cultura ya que se piensa más en el bolsillo que ir al cine, sacar una entrada para un espectáculo o ir a un show.  Es verdad que el teatro es algo caro, pero tiene un despliegue que siempre tuvo y que tiene sus costos fijos. El teatro off está viviendo un momento duro, pero para el comercial es todo mucho más duro aún. La gente, si es que puede elegir, elige una obra para ver cuando antes tenía más opciones. Ya no elige después de la función ir a comer como lo hacía antes. Estamos viviendo una crisis que nos afecta a muchos, concluye Wexler.

 


Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto