Interés general

Ir a Interés generalIr a Interés general / Agosto 2018

Archivo: Agosto 2018

¿ FRITO O AL HORNO ?
Una batalla que impacta de diferente forma en nuestra salud

FRITO
A FAVOR
  • Los alimentos fritos son de alto nivel de placer, ya que son muy bien aceptados por los consumidores. El gusto de cada comida es completamente diferente a la de su versión más saludable, y de esta manera muchos Eligen esta opción como «más rica».
  • Generalmente lo comida frita suele llevar menos tiempo para su preparación, lo que nos permite preparar nuestros alimentos rápidamente y disfrutar de una cena o almuerzo de inmediato.
  • Al ingerir comida frita nos llenamos más rápido. Esto se debe a la sensación de saciedad que producen los alimentos freídos. Y quizá, esto pueda resultar saludable a la hora de hacer dieta y evitar comer en cantidad.
EN CONTRA
  • Este tipo de cocción produce alimentos muy ricos en grasas y muchas veces de muy difícil digestión.
  • Incrementa de dos a tres veces las calorías de los mismos, que nos saca del eje saludable.
  • Al ingerir productos fritos, nuestro organismo puede generar reacciones dérmicas como granitos u otras afecciones cutáneas.
...........................................................
AL HORNO
A FAVOR
  • Cocinar al horno favorece la conservación de los nutrientes propios de cada alimento en su interior, porque el calor seco a altas temperaturas forma una «costra protectora» que permite concentrar casi todos los nutrientes, ya sean proteínas, vitaminas y minerales dentro de los alimentos.
  • Calorías controladas. Al no utilizar tanto aceite, la comida conserva sus valores nutricionales y calóricos, lo que nos permite mantener una dieta saludable.
  • Se pueden cocinar todo tipo de verduras. En cambio frito, solo se suelen hacer las increíbles, y deseadas por todos, papas.
EN CONTRA
  • Requiere de otros tiempos de cocción y puede llegar a «secar» la comida, dejándolo muy difícil para su consumo.
  • Hay que calentar el horno previamente, siendo este tiempo de espera mayor al de calentar el aceite para freír.
  • Si tenemos poca cantidad de comida para cocinar puede generar un gran gasto de energía, o bien en verano resulta complicado encenderlo y sumarle calor al hogar.


Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto