Editorial


 
Periódico PENSAR - La tapa
 
SUPLEMENTOS
 


Buscador
Archivo - Editorial
LA MISMA POLÍTICA ECONÓMICA
EL MISMO DAÑO

¿Quién alguna vez no escuchó decir: «A mí la política no me interesa»? Y debería interesarles a todos, dentro de sus posibilidades.
¿Por qué? Para no equivocarse, entre otras cosas, al momento de votar. En muchos casos hay ciudadanos que no piensan lo suficiente, desconocen  los antecedentes de los políticos y, lo que es peor, eligen y votan en contra de sus propios intereses.
Todo esto por no interesarles la política. Si a esto le sumamos la información de diarios, periodistas y medios de comunicación sesgados y alineadas a los poderes fácticos, se hace imprescindible tener conocimientos políticos para no ser manipulados y defraudados.
Dejar en manos de otros la necesaria libertad de expresión y decisiones que pudieran desorientarnos en algo tan importante  como el destino de una nación y sus habitantes, para nada es aconsejable. Es lamentable, y no lo soluciona el arrepentimiento, porque el daño ya está hecho.
Lo que sucedió en estos casi cuatro años dejan bien en claro que los dirigentes políticos no son todos iguales (latiguillo que también utilizan los que no les interesa la política). Es como comparar las ideologías, ¿ustedes creen que son todas iguales? No, definitivamente, no.
Es necesario también tener conocimientos sobre nuestra historia, saber quién fue quién en ella, como actuaba, pensaba y a qué intereses representaba. Para esto no es necesario remontarnos al comienzo de la misma.
Sólo con saber lo que pasó hace menos de veinte años, hoy no estaríamos viviendo el desastre producido por este gobierno. Los que estaban a cargo de conducir la economía y fueron artífices del desastre que culminó en el 2001, son los mismos que lo hicieron a partir del 2015 y la persona que en aquel entonces se encargó de sacarles el 13% a los jubilados ahora es la defensora a ultranza del gatillo fácil. A los que no les interesa la política no se dieron cuenta o no se acordaban de estos nefastos personajes. En cambio, a los que sí nos interesa la política estábamos convencidos que iba a pasar lo que pasó. Y por supuesto lo publicamos a partir de que este gobierno asumió. Haber acertado el diagnóstico de estas políticas implementadas no nos enorgullece, al contrario, nos duele por aquellos que perdieron su empleo, bajaron sus persianas, cerraron sus empresas y fundamentalmente por los millones de niños que hoy están pasando hambre y tienen comprometido su futuro sanitario.
Si no quieres ser cómplice de todo lo que sucede hoy, no necesariamente deberás ser un militante político, pero sí tener conocimientos políticos, pensar debidamente y tener un poco de memoria. Si lo haces, estoy seguro que no volverás a arrepentirte.


Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto