Editorial


 
Periódico PENSAR - La tapa
 
 
     


Buscador
Archivo - Editorial
DOS PROYECTOS Y UNA ELECCIÓN
Al cierre de esta edición se estaban por realizar las Primarias obligatorias en todo el territorio nacional. En ésta podría dilucidarse la opinión del electorado por los dos primeros años del actual gobierno y la futura composición del parlamento.
Los dos proyectos que se enfrentan son de posturas totalmente opuestas. Uno, fue el que gobernó entre 2015 y 2019. Fracasó rotundamente. Si no fuera así, hubiese sido reelecto. Ningún sector de la sociedad (empresas, comercios, trabajadores, Pymes, educación, salud) fueron beneficiados con las políticas aplicadas. Al contrario, todas fueron perjudicadas. Por supuesto, hubo algunas excepciones. Empresarios amigos, Bancos, FMI y otros manejos oscuros que la «justicia» está ¿investigando? Y a pesar de todo esto quieren volver.
El otro proyecto, el que gobierna actualmente, tuvo que hacerse cargo de dos pandemias, una, económica-social y otra sanitaria. Inesperada y que afectó a casi todo el planeta.
Las dos situaciones son difíciles de resolver. La primera, la económica-social es histórica, para erradicarla definitivamente hay que romper varios huevos para que la tortilla sea equitativa, igualitaria y con oportunidades de saborearla entre todos. Y aquí está el quid de la cuestión. El poder financiero, «el campo», los medios hegemónicos corporativos y demás sectores de poder, quieren la tortilla para ellos únicamente. Los que los enfrentan sólo pudieron históricamente comer parcialmente de la tortilla y con ésto lograron reivindicaciones y derechos que aún perduran en el pueblo. Fueron acciones revolucionarias. Ahora, para terminar con todas las desigualdades endémicas y que la tortilla esté repartida en parte iguales, hay que romper más huevos.
Un proyecto, querrá que no se rompa ningún huevo más. El otro, deberá demostrar si está capacitado y dispuesto a romper todos los huevos necesarios para que todos los argentinos puedan participar de la tortilla y que nadie pase hambre. La riqueza que brota en nuestra tierra da para que nos merezcamos más que una porción de tortilla. Pero, eso es otra historia.


Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto