Cultura

Ir a CulturaIr a Cultura / Septiembre 2021

Archivo: Septiembre 2021

Formar parte

No sé qué opinarán ustedes, pero considero que es sumamente importante motivar el pensamiento crítico y el comportamiento ético. Dos cuestiones a desarrollar en la sociedad argentina, en su educación, en su cultura e idiosincrasia.
Las sociedades pensantes, estimuladas a reflexionar, son las encaminadas al progreso. Un progreso genuino, no estático sino constante, se cimienta con un pueblo unido a su cultura.
La idea no es lograr una sociedad sin problemas, sino una sociedad unida para resolverlos. Si estamos unidos, ya estamos progresando.
Se debe procurar incentivar generaciones pensantes, precursoras, con saludable visión de país y bello caudal patriótico.
Perfeccionar y ampliar una cultura para todos, sin que ello implique estar de acuerdo en algo en común. Es que allí está la riqueza, en que desde posturas quizás antagónicas se hable con sensatez, respeto y mesura.
La bendición que el futuro nos asegura. Lo negativo es cuando el pueblo, indefenso, consume de sus propias carencias y nadie lo incentiva ni anima a pensar.
Si uno se descuida puede caer en la desazón, se lo subestima, se lo dirige a un lado y hacia otro, se le impone la realidad y se le provee de una mirada absoluta, que juega peligrosamente con la imposición en vez de la persuasión. Debe bucear entre la necedad y la sordera, y valerse por sí mismo en una realidad que no parece cambiar. Y siempre falta el nexo a la sociedad del futuro.
Es como comprar ladrillos y planear construir edificios, pero olvidarse del cemento. Se trata de enseñar a pensar, de no juzgar y mucho menos sojuzgar. De ayudar a comprender. Se trata de ver a hombres y mujeres por lo que son, de valorarlos por lo que hacen y respetar lo que dicen. La riqueza está en poder hablar, pero sobretodo en poder oír.
La tarea pendiente es cultivar/fortalecer en los jóvenes el pensamiento crítico, animarlos a reflexionar, para que no haya intereses que jueguen con ellos. Para distinguir siempre lo sano y lo justo de aquello plagado de intrigas. No es bueno siempre mirar desde el palco, a veces es necesario formar parte del desfile. A veces también es indispensable.

 
Cristian Gentile

Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto