Cultura

Ir a Cultura

Trabajar en uno

La construcción de los valores dentro de una sociedad va tomando color a través de nuestro propio ejemplo y en compañía de un compromiso sano con la ejercitación de las actitudes naturales en las cuales nos desenvolvemos a diario.
Fomentar el acercamiento al deporte, al arte y la cultura es apostar plenamente a las bases fundacionales y fundamentales de toda gran edificación.
Tengamos en cuenta que todo lo que se aprende, no se puede perder jamás.
Sería muy positivo que desde temprana edad se aprenda a tocar un instrumento, leer un libro, realizar un deporte, sembrar y tantas experiencias que irán motivando la imaginación y desarrollando el interés, ayudados para vivificar la interrelación y, a su vez, el conocimiento de uno mismo.
Considero esencial que incentivemos la nobleza del respeto y la solidaridad y la calidad de ser prudentes, sensatos y tolerantes. Enseñar esas premisas es una linda responsabilidad que tenemos.
Para ello también es recomendable trabajar en nosotros mismos y en nuestra irrenunciable búsqueda del bienestar y el progreso, enmarcado en la cultura del estudio y del esfuerzo.
Cultivarnos es también proveernos de una senda de conocimiento e ilustración que nos coloca a la vanguardia de los acontecimientos, pues se puede comprender mejor la realidad y actuar en consecuencia.
Los nuevas generaciones adquieren así libertad de criterio y vitalizan una mirada crítica, alcanzando de esta forma convivencia social en su ámbito, lo cual fortalece su sentido de pertenencia, que funciona como un refugio saludable y pujante en el cual uno se desarrolla y crece. Y los hace impermeables frente a la manipulación de quienes -desde todos los ordenes posibles- pretendan manejar el monopolio de las ideas instauradas.
Debemos brindarnos una sonrisa cada día y ser amables al dirigirnos hacia los demás, y alentar al prójimo a lograr sus sueños.
Impulsemos esta transformación en nuestro entorno si es necesario, la renovación de esperanzas, el crecimiento de la voluntad y la fe.
No caigamos ante la desazón ni dejemos que el clima de incertidumbre dinamite nuestra actitud. Convirtamos la palabra en hecho, compartiendo ideales de paz, sembrando el bien, siendo lo mejor que podamos.
Cristian Gentile

Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto