Cultura

Ir a CulturaIr a Cultura / Junio 2019

Archivo: Junio 2019

ROMPER LOS LÍMITES
El hombre pensante como ser vivo se encuentra encerrado en su cuerpo, sus límites son físico de los cuales no puede escapar, pero su mente limitada físicamente dentro el cráneo tiene la enorme facultad de evadir dicho encierro y es a través de la imaginación que logra lo más sublime y único, aquello que lo diferencia del resto de las especies. La escritura fue y sigue siendo el vehículo principal para la difusión de las ideas ya que permiten su conservación a través del tiempo a diferencia de las orales que sufren mutaciones o se pierden en su transcurso. Una hoja en blanco en contra de lo que parece no está vacía, por el contrario se encuentra repleta de ideas, de preguntas y de respuestas a los más enigmáticos planteos de la humanidad, sean éstos científicos o sociales. El desafío del que escribe (diferenciamos del escritor que escribe obras literarias) es hallar el hilo «de Ariadna» conductor que conecte su imaginación a su mano y la guie en esa trama de pensamientos cual laberinto de Creta y que uniendo los correctos se llegue a una idea acabada. Romper los límites de la imaginación nos permite saltar la lógica, si en un pensamiento racional vamos de «A» a «B» en un modelo literario no hay un orden a seguir sino una ilusión que plasmada en el papel se convierte en una real, virtual e imaginada pero que se puede transformar realidad en la mente receptora de dicho mensaje. Como «El Aleph» de Borges una página en blanco contiene todas las imágenes de todos los mundos posibles y de hecho grandes escritores de aventuras jamás vieron los lugares que tan detalladamente describieron y que sin embargo revivimos en nuestras mentes así como también en nuestros cuerpos, el lector no solo imagina una situación también la vive, llora o ríe. Y la vive tantas veces cuantas veces las vuelva a leer. Pero la magia de la página en blanco no solo es campo para escritores profesionales o reconocidos, en cierta medida y sólo para regocijo propio está al alcance de todos, en un mundo pragmático donde todo tiene precio y un fin útil, dejar volar la imaginación y poner en tinta sobre papel ideas fantásticas nos libera de lo terrenal rompemos los límites de lo físico de tres dimensiones  y entramos en el espacio de múltiples dimensiones, donde las leyes físicas o humanas no existen por lo que las recreamos a nuestro gusto. ¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son. Soliloquio de Segismundo de Pedro Calderón de la Barca.
Raúl H. Cerdeira
raul.cerdeira120@gmail.com

Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto