Cultura

Ir a CulturaIr a Cultura / Marzo 2019

Archivo: Marzo 2019

…..NI TIENTO QUE NO SE CORTE
En el verso 44 del Martín Fierro dice «…. No hay tiempo que no se acabe, ni tiento que no se corte» Otra vez en tiempo como eje central de una nuevo artículo, pero ¿porqué es tan fundamental el transcurrir del tiempo para los humanos? En éstos días a fines del verano, cuando las vacaciones ya terminaron y pensamos que esos días que tanto esperamos ya pasaron, nuevas cosas nos esperan, tal vez mejores o peores no lo sabemos pero lo que sí sabemos es que ese tiempo pasado no volverá. No obstante aprendimos a lidiar con ello con la ayuda de la esperanza del porvenir, aunque falte un año las vacaciones llegarán, el verano ya pronto a finalizar volverá puntual cuando las leyes de la astronomía así lo indiquen, más allá de nuestros deseos. Vivimos en un eterno equilibrio emocional entre lo pasado y lo que vendrá, dependerá de cada uno poner énfasis en uno u otro estado aunque la vida se compone de ambos, no se puede pensar en el futuro sin recordar el pasado que sería éste como la punta de la tabla del trampolín; nos apoyamos en él para tomar impulso y saltar al vacío incierto del futuro. Martín Fierro dice «no hay tiempo que no se acabe» aunque sería mejor pensar «No hay tiempo que no llegue» que sería lo mismo pero con un enfoque más positivo; ya que no podemos retroceder el tiempo o evitar que el tiempo se acabe, la mejor actitud sería pensar que lo mejor está por llegar, es como la zanahoria delante del burro para que camine o la luz al fondo del túnel, son situaciones utópicas que nos hacer seguir tras una ilusión como lo es el futuro. Como decía el genial Eduardo Galeano cuando le preguntaron por la utopía  «La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar. La humanidad en ésta época tiene el privilegio, o no, de ver pasar el tiempo a una velocidad asombrosa, no en el plano del tiempo cronológico sino en el plano de los avances tecnológicos, compramos una computadora de última generación y al llegar a casa ya salió una mejor, más rápida o más completa; es decir que ni siquiera vimos llegar «ese fin», se superpuso al futuro de lo que vendrá. Al leer viejos cuentos de ciencia ficción notaremos que más allá de las prodigiosas imaginaciones de esos autores no pudieron vislumbrar lo que vendría en tecnologías. Por todo ello es fundamental separar el «tiempo humano de los sentimientos» ese tiempo que vislumbramos que tiene un final ya que como el «tiento» al final se corta del «tiempo tecnológico» ajeno al sentimiento del hombre «El aspecto más triste de la vida en éste momento es que la ciencia reúne el conocimiento más rápido de lo que la sociedad reúne la sabiduría» Isaac Asimov
Raúl H. Cerdeira
raul.cerdeira120@gmail.com

Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto