Cultura

Ir a CulturaIr a Cultura / Enero 2019

Archivo: Enero 2019

El nuevo inicio
En la antigüedad los romanos habían implementado un calendario en donde el año iniciaba en el mes de Martius (Marzo en español), el cual se había instaurado en honor al dios Marte -dios de la guerra romano, es el equivalente a Ares, dios de la guerra en la mitología griega-.
Más tarde enero pasaría a ser el primer mes del año. Enero le debe su nombre al dios Jano, del latín Janus -en el idioma inglés a enero se le llama January-. El dios Jano está representado por una figura que tiene dos caras, una mirando al Este y la otra hacia el Oeste, es decir, por donde el sol sale y se pone. Jano es el espíritu de las puertas, del principio y del final. Y entonces, nos simboliza el inicio de un nuevo ciclo. Es importante que fortalezcamos nuestro compromiso con la educación y la cultura, con el cuidado y la preservación de lo que nos rodea y el respeto al prójimo. Darle el espacio necesario a la meditación y al entretenimiento para evitar estresarnos. Respirar el aire fresco, brindarnos una pausa y el tiempo para nosotros. Hacer de cada día un festejo de la vida, siendo uno mismo plenamente, tratando de aprender cosas nuevas, mejorar y no decaer ante los contratiempos.
A veces la respuesta a algunas de nuestras preguntas está en la sabiduría del silencio y en el don de la paciencia. Y tengamos muy en cuenta las Palabras de la Biblia: «Lo principal es la sabiduría; adquiere sabiduría y con todo lo que obtengas, adquiere inteligencia». Proverbios 4:7.
Cada amanecer es diferente, así como siempre debemos preservar la fe y la confianza. Apreciar y escuchar la voz del universo, ver el florecer de la naturaleza, leer la palabra de Dios. Entender que un sano equilibrio es lo que enriquece y estabiliza la existencia, en armonía y simpleza.
Recordemos además que la voluntad y la predisposición nos acercan a las cosas soñadas.
Procuremos mantener vigentes las buenas maneras; disponer de las mejores herramientas para aprender, cultivarnos y estimular a otros con sus proyectos.
Apoyemos la vocación de trabajo, la ética, la constancia. Aplaudamos al que hace algo pequeño pero bien hecho y al que propone volverlo más grande aún. Aplaudamos al que aplaude, pero también al que corrige y guía.  Las personas justas y de buen entendimiento son más.
Sigamos ideando lo fantástico, en completo confort para con nuestro intelecto. Vivamos con intensidad y con una sonrisa.
¡Salud, amor, prosperidad, sabiduría, paciencia... poesía!
 
Cristian Gentile

Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto