Cultura

Ir a CulturaIr a Cultura / Julio 2018

Archivo: Julio 2018

POETAS LOCALES
EL ESQUIFE

El navío se interna en la bahía. La escala de emergencia auguraba la batalla.
Seis maderos de roble, antaño pagantes, resinosos, hoy mostraban sus agujeros de arenas milenarias. El esquife, zigzagueando, los trasladó; ellos, cabizbajos, ignorantes del destino que aguardaba...
Un grumete en la oscuridad de la noche, añoró su latoso candelabro, puesto que ni una mísera linterna había.
Una docena de pies callosos pisaron la arena fría y el viento que barría la playa erizó la piel de aquellos cuerpos curtidos por el sol y la salitre. La voz del capitán resonó en la noche y fue la señal para el estallido de la encarnizada lucha. De entre las matas del acantilado llovieron las flechas que apagaron sus ilusiones.

Soledad Eito
.................................
MI SOLEDAD

Mi soledad parece tener alas
porque escapa por las noches
agazapada bajo un pájaro azul
no sé qué intenta pero sí
la entiendo.
Se puso unos trapos
y siguió volando
no sabía adónde
no sabía cuándo llegaría.
Ni bien la lluvia detuvo su vuelo
derramó lágrimas negras
danzó sin parar
hasta el sublime amanecer.
Mi soledad parece confundida
busca pétalos rosas escondidos
¿Qué pasa soledad? ¿Estás perdida?
Acaricias mi pecho enrojecido
parece amiga mía que estás muy colorida
y llena de esperanzas.
Soy libre me dijo suspirando
Soy libre porque tú
me diste alas para volar
hacia la paz.

Marcia Da Rosa
....................................
ALUCINACIÓN

La conciencia tiene brazos de pasado sol.
Adormecido desván donde fluye fuego que se quema solo.
He visto del otro lado de las flores raíces en el cielo.
Todas mis venas arden de manos y una marejada con gusto a cascabeles arrulla lo último que queda de sombra.
Soy la inquietud, el sortilegio abstracto, esa fiel y fina falta de cordura.
Casi soy la alucinación venturosa de un yo que vocifera sílabas acostado en los verbos de la noche.
Nada más atroz que mi propio desamparo en un alud perdido color poesía.

Cristian Jesús Gentile
............................................
FORTALEZA

Mirando las estrellas
me alumbran los candelabros
sueño con un bello despertar
caigo profundo
en un laberinto oscuro
no puedo salir, me resigno
al encierro
la noche es larga
el roble como un árbol sin hojas
fuerte se sostiene
mirando el ave mítica que vuela
entre una estrella fugaz
y lleva un mensaje al destino equivocado
con las alas caídas se va cansando.

Xavier Garay
.........................................
LAVARSE LA CARA

Nadie le dijo
                    ¡nadie!
que no hay nubes sin sol
y fue que no supo cuándo anduvo robó que rodó
por larga ruta del agua para lavarse la cara
en la fama especular
         que ni la madre no madre ni los padres de a ratito
         ni otro que un día la pilcha y al otro día que el pan

como el moco la rabia el camastro que chilla
se le ha caído la risa y se le ha escapado al rincón.

¡Ay!
            ligero trompo de sueños
            sueño ligero de trompos
por más caminos de moscas que olvidaron piedad
¡quiere!
           y no sabe qué busca
                            sombrías migajas de luna
                            serpientes en boca desnuda
¡allí!
que sí sabe de gritos
muchacho con ojos de viento
                            levanta del suelo una flor.

Mireya Rosas
.........................................
ORIGEN VITAL

De origen vital. De formas sin formas.
Afluencias que no se agotan y describen los llantos eternos. Mundo de un interior sin ecos, que gritas las tormentas.
Libre de opresión me flotas el cuerpo lleno de vacíos.
De origen vital me riegas el espíritu por tanta paz que duermo despierto, los sueños de mi vida. De origen vital te encuentro en mi puerto, de amor sin sed.

Gustavo Guida
.................................
VACÍO

Cardinal a la luna
y a tu espejo
Con el alma al viento
y tu arpa sonando
en los truenos

Tus gemas
caricias de lago y luz
Piel húmeda
Al vacío de una cascada
Al vacío de tus sueños
Me dirijo


Facundo García
.........................................
ANHELO

Sigilosa búsqueda la de mis ojos
en ausencias infinitas.
perdidos los rumbos
no encuentran flor alguna que perfume
en su jardín.
Y las mañanas se suben una a una al calendario.
Gotea la noche cada estrella en la ventana.
Implacable sudor que delinea
las curvas sobre el vidrio
Soledad de una boca que anhela
Y tú, cáliz de fuego, allí
tan distante como el cielo desde el tejado.

Claudia Dramisino


Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto