Cultura

Ir a CulturaIr a Cultura / Mayo 2018

Archivo: Mayo 2018

REMEDIOS CASEROS
Llevamos una vida en sociedad muy agitada y por lo general bastante complicada, o al menos así la percibimos, y por ello actuamos en consecuencia de esa sensación, digo sensación y no realidad ya que las vivencias son como las sentimos y no como son en realidad. ¿Cómo actuamos ante un mundo que intuimos hostil? generalmente poniéndonos en guardia y tomando actitudes agresivas, ya lo dice la sentencia «la mejor defensa es el ataque». No podemos negar que en la vida en sociedad para poder sobrevivir hay que lograr un lugar y a veces se obtiene pasando sobre los demás, mi padre solía decir «El buey lerdo toma el agua turbia», aunque sólo era una frase para él, ya que mi buen padre se destacó por su honestidad y no por su rapidez o viveza en los negocios. Pero las personas ¿toman real conciencia de las consecuencias de transitar la vida con tal alto grado de confrontación? Competir es bueno ya que promueve la superación, pero sólo en la actividad deportiva donde la confrontación se dirime en un ámbito acotado, con reglas y el objetivo fundamental es la competencia en sí por sobre el eventual triunfo.   Mas cuando esa disposición de cotejo permanente se traslada a toda la jornada se vuelve nocivo ya que no podemos vivir con estrés continuo. Tal vez un médico nos recete algún fármaco, pero ¿no sería mejor probar con remedios caseros? Personalmente (y perdón por ser auto referencial) intento aplicar en mi vida algunos de esos remedios, que no son pócimas ni compuestos químicos, sino estaría cayendo en «ejercicio ilegal de la medicina». Éstas son «Actitudes».
La física nos enseña que un plano (ejemplo, la tapa de una mesa) necesita como mínimo tres puntos de apoyo (las patas) para permanecer estable, en la vida también necesitamos varios puntos de apoyo y que todos ellos confluyan para mantenernos equilibrados y estables. Si la vida la baso en un solo objetivo y éste un día desaparece, quedo en el aire sin sustento igual a un avión sin motor, por lo que deberíamos apoyar la existencia en tres puntos básicos: El trabajo, los afectos y los entretenimientos. Creo que el equilibrio que logremos entre esos tres puntos se verá reflejado en la felicidad obtenida. El trabajo, tanto el remunerado como el que hacemos para nosotros, nos hace útiles a nuestros intereses y al de la comunidad, es la piedra angular de la sociedad que se apoya en el trabajo como moneda de cambio para la igualdad de oportunidades.
Los afectos nos mantienen emocional-mente vivos y son el motor del funcionamiento social ya que el ser humano es de comportamiento  comunitario y finalmente el universo de los entretenimientos donde ubicamos tanto los deportes como las actividades artísticas y ya seamos autores o simples admiradores logrando impregnar de regocijos los sentidos.  
El trabajo nos hace digno, los afectos nos hace humanos, los entretenimientos y artes nos hace bellos.
Raúl H. Cerdeira
raul.cerdeira120@gmail.com

Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto