Editorial


 
Periódico PENSAR - La tapa
 
SUPLEMENTOS


Buscador
Archivo - Editorial
ESTO HUELE MAL

En el editorial del mes pasado comentamos, según nuestro criterio, lo que sucedía últimamente en nuestro país. A esos lamentables acontecimientos, hoy debemos agregar lo que pasó en estos últimos treinta días. Empezó con las denuncias comprobadas por los aportes « truchos « en las campañas electorales del 2015 y 2017 que dejaron ver las maniobras ilegales para recaudar fondos y falsear nombres y apellidos. ¿Lavado de dinero o negro? Y, por supuesto, para tapar el escándalo empezaron nuevamente con la persecución, detenciones y presiones sobre empresarios y ex funcionarios que fueron privados de su libertad en forma ilegal ante la falta de pruebas fidedignas, juicio previo y condenas firmes. El argumento utilizado por un juez para detenerlos ilegítimamente fue por un cuaderno, peor aún ! unas fotocopias ! redactadas por un chofer. Todo esto fogoneado por grandes medios corporativos que inundan a lectores, televidentes y oyentes con los casos de «corrupción». ¿Cuáles? ¿Los de antes o los de ahora ?. Evidentemente no hay una misma vara para acusar, perseguir y desprestigiar funcionarios y políticos. Después, apareció nuevamente una patota violenta y encapuchada que se paseó por el microcentro destruyendo el frente de un teatro y produciendo desmanes en la plaza de Mayo. Todo esto sin ninguna intervención de los órganos de seguridad para detenerlos e identificarlos. ¿Zona liberada tal vez, o al «servicio» de alguien? Si pertenecieran a algún grupo de ultraizquierda o anarquistas violentos seguramente serían detenidos inmediatamente. Por último, en el inicio del mes de Agosto hubo una explosión de gas en un colegio primario de la localidad de Moreno con la lamentable muerte de la vicedirectora y el portero de la escuela. ¿Y el mantenimiento, funcionamiento y cuidado de los chicos? No sólo, no se construyen nuevas escuelas, no son capaces de mantener en buen estado las ya construidas. Lamentable. Últimamente, esto huele mal y perjudica la convivencia democrática y el pleno estado de derecho. Un gobierno con funcionarios corruptos es grave, un gobierno corrupto, es doblemente grave.
 


Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto